Seleccionar página

A modo de introducción

Primeramente, no se extrañen que mencione métodos que ya conocen de alguna manera y es que los métodos que encontramos en los textos son prácticamente los mismos que se usan en la manera presencial.

En segundo lugar y lo más importante, indicarles que los textos pueden asumir más de un método, no es preciso encadenarse a uno de ellos, todo dependerá de:

1. La pertinencia con respecto al contenido o asignatura

2. Las características sociales, culturales y generacionales de las personas a quienes se dirige el texto

3. La normativa vigente en el país en cuanto a metodología

4. Los paradigmas pedagógicos a los que se acoge el educador – autor

Aclarado y remarcado esto, debemos tener claro que los métodos, en cuanto a los textos, puede referir a:

  1. Métodos de producción de textos: Estos métodos  nos preguntan cómo obtener los contenidos que se plasmaran en el texto, cómo expresar dichos contenidos, la direccionalidad de las actividades propuestas en los textos, incluso el tipo de diagramación y diseño que debe asumirse.
  2. Métodos en los textos: Hablar de estos métodos supone  preguntarnos cómo iremos desarrollando el proceso de enseñanza-aprendizaje mediatizados por los contenidos.

No te preocupes si no comprendes la diferencia de estos métodos, los iremos desarrollando en seguida.

Métodos de producción te textos

Cuando te dispones a elaborar un texto, en primera instancia te asalta la duda de que si lo harás sólo, si lo harás con un grupo de colegas afines, o incluso si desearías que los estudiantes intervinieran en ello para de esta manera lograr una mayor apropiación del texto y sus contenidos. Bueno, pues a esto nos referimos con métodos de producción de textos, y como te habrás dado cuenta existen 3 métodos muy claros que, obviamente, no se excluyen entre ellas y puede combinarse según lo decidas, pero cuidando siempre de no perder tu objetivo, el objetivo de todo texto: “Mediar el proceso de enseñanza-aprendizaje” de la manera más clara, pertinente y efectiva.

Método personal

No se me ocurrió otro nombre la verdad, pero creo que es claro y atinado. Tú, como profesional y conocedor de tu asignatura y las características – necesidades de tus estudiantes, te embarcas en la tarea personal de realizar un texto solo. Pero este SOLO no limita que puedas recurrir a profesionales de otros saberes, o de otros educadores e incluso estudiantes, con el afán de recolectar alguna orientación, idea o aclarar alguna duda. Ya que la suma característica de todo educador –  autor, debe ser siempre la humildad científica.

Si has leído el artículo de humildad científica, ahora mismo te estarás preguntando:

1. Si estás preparado para hacer un texto solo. Básicamente debes preguntarte si tienes experiencia con la elaboración de textos (y no me refiero a copiar y pegar un collage),

2. Lo segundo que debes preguntarte es que si tienes la formación académica para satisfacer la necesidades del texto (alguien que domina un tema se deja entender con palabras sencillas),

3. Y por último debes preguntarte a que si estás dispuesto a recurrir a otras personas para que orienten o corrijan (nadie es perfecto y trabajando solo, hay un alto riesgo de errar, así que debes estar dispuesto a la crítica, buscarla y crecer con ella).

Después de esta párrafo estilo reta de papá, te aconsejo asumir variadas técnicas para evitar errores, cansancio, redundancias y extravíos: fichas bibliográficas, banco de referencias web, organiza tus carpetas de gráficos y textos, ponte un cronograma y trata de cumplirlo lo más fielmente posible.

Método equipo de expertos

Ese título no me lo inventé, ya lo habrán escuchado en alguna charla de investigación educativa, sólo lo asumo y adapto a este contexto. Y se trata que te unes con un grupo de personas afines y que pueden aportar a la elaboración del texto desde su profesionalismo. Ojo, que no se trata de contratar y determinar tareas específicas y excluyentes entre ellos a modo de feudos. Se trata de coordinar, organizarse en equipo, asignarse tareas, autoevaluarse en equipo y apoyarse mutuamente aunque la responsabilidad no te corresponda. Por ejemplo el diagramador requerirá de la orientación metodológica para reflejar la intencionalidad del equipo redactor, los que realizarán la prueba piloto (evaluación del texto) necesitarán de la presencia de los que elaboraron los objetivos para así elaborar herramientas de evaluación efectivas.

Por experiencia propia puedo decirles que es duro y complicado trabajar en equipo, porque primeramente hay que crear equipo y eso lleva tiempo, pero los resultados son maravillosos, la riqueza del texto lleva la riqueza de cada experto.

Método participativo

Y acá viene el método joya de los paradigmas pedagógicos más novedosos. Tal como dice su nombre, se trata de elaborar textos con la participación de quienes estén implicados en el proceso educativo: otros docentes, padres de familia, estudiantes mismos e incluso la comunidad. ¿Cómo y para qué?

Bueno, trataré de resumir la intencionalidad de este método. En pocas palabras, este método busca que los contenidos de un texto de Matemáticas no estén ajenos a lo que estudian en Historia, con ello se asegura una integralidad de la educación (que sus conocimientos de matemáticas le ayuden a comprender la información en historia), correspondencia con la realidad (desde, para y en), desarrollar procesos educativos que sí sirvan y en el ahora, asegurar un aprendizaje a partir de experiencias significativas.

Para aplicar este método se requiere usar técnicas de participación y recolección de información del contexto, ya que siendo realistas no se puede meter a todos a tomar decisiones. Esto significa que habrá que tomar a la población como fuente de información y de entre ellos tener algunas personas referentes que nos servirán como sujetos representativos para reorientar el proceso de elaboración del texto.

Pues bien, hasta acá tuvimos un pantallazo general de estos métodos para asumir en la elaboración de un texto y te toca decidir. La tres tienen sus virtudes y limitaciones, pero sin duda no serán las ventajas y limitaciones lo que ahora te preocupa. Te estarás preguntando que si realmente tendrás las fuerzas y el tiempo para hacerlo. Por experiencia te puedo decir que un buen texto (no perfecto), no saldrá en una semana, si quieres hacerlo bien y si te apoyas en otras personas, puedes ponerte un límite de 6 meses o más. Así que respira, piénsalo bien, y anímate, que Roma no se hizo en un día.

Métodos en los textos

Bueno, una vez superado la crisis de los tiempos y dedicación que necesitarás, es tiempo de adentrarnos en una temática algo más liviana pero también muy importante: Métodos usados en los textos.

Estos métodos son muchos y pueden estar varios presentes en un mismo texto. Para identificarlos basta que abras algunos textos que debes tener en tu biblioteca. Veamos los métodos más conocidos:

Métodos lógicos

Método deductivo

El más tradicional, criticado, vapuleado pero no inefectivo. Recuerda el viejo Baldor, al inicio de un tema tienes algo de referencias históricas, luego desglose de conceptos, procesos de traducción de los conceptos a fórmulas, algunos ejemplos simples con referencias a las fórmulas, y luego una serie de ejercicios más complicando para terminar en un listado de problemas.

Esto es ir de los abstracto a lo concreto, ir desde los conceptos hasta su aplicación en problemas diarios (seamos honestos no son tan diarios los problemas del Baldor). Este método se ha desarrollado en diferentes asignaturas o campos del saber: ciencias naturales, Lenguaje, Historia, Física, hasta en artes. Quizás a este abuso se debe su satanización. Pese a ello debemos valorar que un método válido y debemos aprender cuándo usarlo.

Método inductivo

Otro método del que ya has escuchado, se lo ha restringido más a texto de laboratorio. Se basa en ir de los concreto a los abstracto. De observar un hecho real y concreto e ir construyendo y formulando conceptos, teoremas, axiomas.

Supone un método más activo por parte del estudiante ya que debe observar, construir, hacer, y según su experiencia va aportando en la construcción social del conocimiento con un texto que es guía, facilitador y enriquece el discurso.

Método analógico

También llamado comparativo, es razonar por medio de analogías. Consiste en encontrar dos situaciones o sistemas que sean similares (o análogos). Si sabes el resultado en uno de los sistemas, obtienes la conclusión de que en el otro sistema obtendrás el mismo resultado

Método Psicológico social

Método Psicológico

Tiene tres momentos importantes: Apreciar y analizar una realidad específica que motive al estudiante a desear conocer más sobre el tema, seguidamente se procede con el segundo paso que es facilitar un bagaje de conocimiento teóricos conceptuales para comprender y poder analizar dicha realidad más profundamente, y por último se le propone unos ejercicios donde el estudiante pueda concretar en experiencias de vida para un desarrollo personal en el tema planteado (ejemplo: las relaciones de pareja, la amistad, el civismo, etc)

Método Psico Social

Podría decirse que este método es reciente (siglo XX), y su nacimiento se lo debemos a Paulo Freire entre otros. Tiene tres elementos importantes y secuenciales: Análisis de una realidad concreta del entorno que resulta significativa, problemática, urgente para los lectores, después se pasa a un análisis participativo mediante el diálogo sobre dicha realidad presentada, tratando de sintetizar o resumirla en algunas ideas claras sobre el origen de la situación problema y posibles soluciones, y se se concluye llevando los conocimientos compartidos al planteamiento de acciones para cambiar la realidad problemática. Y a esto uno puede preguntarse y ¿dónde entran los contenidos de la currícula? estos son asumidos como herramientas para comprender la realidad (en el segundo paso) y como herramientas para transformar la realidad problemáticas (tercer paso), en tal sentido son los contenidos de currícula son instrumentos y no son el objeto del aprendizaje en sí.

Método Dialéctico

Método dialéctico

Al igual que los anteriores métodos, este plante tres partes: Tesis, Antítesis y Síntesis. Consiste básicamente en presentar a los estudiantes una conocimiento dado como real, innegable (tesis), y a partir de experiencias, ejercicios, observaciones, poner en tela de juicio lo establecido por verdad (antìtesis) y para terminar, se construye un nuevo cuerpo teórico conceptual que exprese un enriquecimiento del saber colectivo (Síntesis). Obviamente, esta síntesis resultante, en posteriores experiencias asumirá el rol de tesis, esto significa una construcción continua y constante del conocimiento. Su herramienta básica es el método científico.

Método de la Mayeútica

La técnica de la mayéutica ( o socrática) presupone que la verdad se encuentra oculta en la mente de cada persona. A través de la dialéctica, el propio individuo va desarrollando nuevos conceptos a partir de sus respuestas. En concreto, estos son los pasos que se debe llevar a cabo en todo proceso de mayéutica:

  • Lo primero, es proceder a plantear una cuestión al alumno.
  • Acto seguido, aquel dará una respuesta que el texto se encargará de poner en duda o simplemente de debatir.
  • De esta manera, tendrá lugar la creación de una auténtica discusión sobre el tema en torno al cual giraba la pregunta efectuada en un primer momento. El objetivo de este diálogo es hacer que el estudiante dude de su propio planteamiento. Se sentirá incómodo e incluso confundido porque lo que antes tenía muy claro, ahora lo tiene en duda y no sabe cómo defenderlo realmente.
  • A partir de esta situación que se genera, lo que se produce es que el estudiante, de manos del educador y el texto, podrá llegar no sólo a una conclusión sino también al conocimiento de valores y verdades generales pero fundamentales para el crecimiento y enriquecimiento interior del ser humano.

El texto no debe dar respuestas al estudiante, sino sembrar dudas e inquietudes que lo lleven a pensar y a reflexionar hasta generar sus propias nociones. El educador, por lo tanto, debe dialogar con el estudiante y ayudarlo a encontrar respuestas en sus análisis.

Método cronológico

Este método es uno de los favoritos en varias culturas, y digo culturas por que está muy ligado ese gusto a las raíces de la humanidad misma. A todo grupo humano o persona siempre les ha gustado escuchar historias, cuentos, relatos, somos en esencia sociedades que les gusta escuchar “historias”. Este método recupera esta método tratando de organizar los contenidos con cierto orden cronológico o introduciendo elementos o personajes que, a modo de historia, guía y acompañan al estudiante por un proceso de aprendiza. Lamentablemente este método, para su éxito, requiere del educador una capacidad de involucrarse, dramatizar y motivar a que los educandos se embarquen en la historia y no ser meros sujetos pasivos que tienen que memorizar fechas y hechos. Este método tiene una gran potencial si se lo sabe llevar apasionadamente.

Método Modular

Módulos

Tan mentado, escuchado y manipulado verbalmente, a tal punto de perder su sentido o valor original. Para aproximarnos a su significado real podemos usar una analogía que me gusta mucho.

Imagen relacionada

Este cajón es un módulo, de haber más y de diferentes tamaños, tendríamos más módulos y opciones. Con ellos usted podría armar (sin destruirlos) una mesa, un guardarropa, un librero, una estante alto, un zapatero, una caja de herramientas con pequeñas cajas al interior para separar las diferentes herramientas. Cada caja o módulo es por sí autosuficiente pero limitado sin los otros para propiciar un uso mayor o más pertinente. Además un módulo puede incluir otros módulos. Sea cual sea su necesidad usted tomará y usará el módulo o caja que requiera.

Un texto es en sí un módulo, al interior puede tener otros módulos que serán de uso por parte del estudiante según sus necesidades, es por tanto una herramienta que acompaña el proceso de aprendizaje según el ritmo de aprendiza y necesidades de desarrollo del estudiante. No se trata de lección tras lección que se debe estudiar en un orden establecido. Repito, es una herramienta al que los estudiante recurren según el docente genere experiencias que requieran de apropiarse de conocimientos para encontrar un uso concreto.

Módulos por Objeto de Transformación

La variante con los módulos tradicionales es que en el texto mismo se le plantea una necesidad un hecho concreto a transformar (un realidad problemática del método psico social) y al interior del texto se van encontrando diferentes mini-módulos que acompañan la construcción de una herramienta o una construcción específica para lograr la transformación del entorno. Imagina que tus estudiante aprenden a elaborar un proyecto de huerto escolar para presentar a las autoridades educativas, a partir de comprender matemáticas estadísticas (un mini módulo), estadísticas administrativo (otro minimodulo), plantaciones orgánicas (otro minimodulo), historia de la agricultura y sus técnicas de riego (otro minimodulo), redacción de actas (otro minimodulo), etc.

Jugando con los métodos

No quiero cansarlos, y me pesa escribir este ultimo subtitulo temiendo ahuyentarlos. Por ello me concretaré en unas líneas y un ejemplo.

Como les dije a un principio, no se trata de escoger un método únicamente. Todo dependerá de los parámetros que remarqué en las primeras líneas. El éxito de tu texto dependerá en gran parte de definirte previamente los métodos a usar y ser constante en ello. Acá un ejemplo:

Para elaborar mi texto usará el método: en equipo, pero haré un diagnóstico previo en los estudiantes para conocer sus intereses y falencias.

Ya en el texto mismo asumiré los siguientes métodos:

Las unidades y temasAl interior del temaLos apartados de Tareas
Serán de tipo cronológico, contare las matemáticas en orden históricoAsumiré una método PsicológicoTendrán un método inductivo

 

A %d blogueros les gusta esto: